¿Cómo reconectar con tu armario en medio de la pandemia?

 

¿Te ha pasado de sentirte desconectada de vos misma alguna vez? Y si, ello suele suceder por muchas razones que a la larga pueden agobiarte si no te prestas atención y escuchas. Es necesario dedicarse tiempo, para poder salir de ese estado automático y lograr ser consciente de cada decisión o elección que se presenta en tu agenda laboral o en tu vida personal, pero sobre todo darte lo que realmente mereces.

 

En esos casos, es recomendable tiempo a solas por más breves y acotados que sean esos momentos, tiempo para una introspección o descubrimiento personal, tiempo para comer saludable, tiempo frente al espejo para observar tu piel, su estado y tus expresiones, tiempo en silencio o desconectada de tus dispositivos, aunque solo lo consigas por las noches porque las corridas del día a día no te lo permiten.

Ahora te pregunto: ¿Qué te sucede cuando te paras frente a tu armario?

  • Ya sé, no hay tiempo ni ganas para dedicarle a él.
  • Sabes cuándo comienzas, pero nunca sabes cuándo terminas.
  • No logras desapegarte de tus prendas por todo el valor que le otorgas, o simplemente ya es una costumbre familiar el hecho de ACUMULAR.
  • Ya existen muchos problemas afuera para que encima dediques tiempo a resolver el caos emocional que se instaló allí.  Créeme, a mí también me pasó.

 

Para conseguir un armario funcional que sea fiel a tu estilo, es necesario hacer una revisión del mismo para observar cómo estas resonando vos hoy, con este gigante y cómo mejorar tu situación presente con él. Es fundamental tener en claro algunas cuestiones que pueden servirte como base para arrancar este desafío organizacional:

 

 

 

  • Identificar tu estilo de hoy. ¿Cómo es o cuál es?
  • Saber y conocer de tu cuerpo, tus proporciones.
  • Conocer los colores que mas te iluminan para conseguir outfist y combinaciones auténticas con brillo propio.
  • Registrar tus actividades semanales/mensuales dentro y fuera de casa.
  • Aprender a trabajar el desapego para poder descartar, donar, reciclar, customizar, aquellas prendas que solo están ahí ocupando espacio y energía. Generando bloqueos.
  • ¿Cómo solían ser tus comportamientos de consumo y cómo los son hoy?
  • ¿Cuánto dinero invertís en tu imagen personal anualmente? ¿Usas todo lo que compras?

 

Rara vez, nos ponemos a hacer estos análisis profundos que ayudan a entendernos y a mejorar nuestra conexión con todo lo que nos rodea. Por si aún no lo sabias, tengo un Pack con sesiones personalizadas para ayudarte a organizar tu armario, con el fin de que vos mismas comiences a desenredarte e involucrarte con tu imagen personal, enseñándote a que bailes al compás de tu estilo, y que tu armario deje de ser un gran depósito de prendas, sino que construyas un espacio agradecido que vibre calidez y te inspire en esta etapa de tu vida. Solo nos queda el presente y está en nuestras manos en mejorar nuestro estilo de vida.

 

Nino