¿De qué se trata la imagen personal en la era del feminismo?

 

Nuestra imagen personal pasa por etapas, diversos momentos y situaciones, simples y complejas, a veces visibles y a veces invisibles. ¡Por varias razones hoy estamos transitando un sin fin de emociones, sensaciones variadas, desafíos cotidianos constantes y junto con ello aparecen los logros! Subyace en nosotras y entre nosotras una gran revolución de manifestación. El cambio y nuevos paradigmas sociales se están instalando, para mejorar, para hacernos crecer y para incluir al otro.

¿Te pusiste a pensar que todo el tiempo estamos comunicándonos? A veces bien, a veces como se puede. El ejercicio de transmitir y comunicar nuestros valores, nuestras necesidades, nuestro propósito, las ideas y los pensamientos, ¡todo eso te identifica a vos y a mí! Y puede llevarnos a otros niveles sociales, de mayores oportunidades, como también llevarnos a otros niveles de consciencia y de respeto. Te estás dando a conocer.

 

Se trata de moverse hacia adelante

 

El feminismo es un movimiento social y mundial donde el objetivo principal es la igualdad de derechos entre hombres y mujeres. La energía del hacer de las mujeres empieza a vibrar más fuerte en esta lucha pacífica de unión y comunidad. La mujer lucha para establecer la equidad, el respeto, la necesidad de poder ser y de manifestación, por una vida coherente a sus principios, aunque vivamos en un mar de contradicciones.

 

 

¿Y cómo se traduce todos estos movimientos en nuestra imagen personal?  A veces se plasma en accesorios y pañuelos finos, verdes y violetas que proclaman libertad, se traduce en pancartas con frases cargadas de poesía, se traduce en rostros emotivos con brillos y Make up de color y contemporáneo, en vinchas que despejan miradas con objetivos claros. ¡Y finalmente así es! Llegamos a la era de la comunicación digital, la diversidad y la revolución femenina.

En esta era la imagen es importante, puedo decir, pero no solo por la ropa que llevas puesta, eso no es relevante. Tu imagen es tu personalidad, tu comunicación, tu valor. El trabajo de descubrimiento personal para luego manifestarte es un trabajo profundo, largo e íntimo. Y esta muy ligado a tus intereses, que luego pueden ir cambiando a lo largo del camino. Lo esencial de todo esto es que seas real, genuina, que seas consciente de tu belleza y que escuches tu voz, que por lo general se encuentra en los momentos de soledad.

 

Y entonces la comunicación no verbal se traduce en siluetas y formas, en diferentes calzados con alturas bajas y altas, se traduce en tus manos prolijas, también en los colores suaves e intensos que trasmiten tu vibración y tu ánimo, se plasma en la superposición de estampas trasmitiendo libertad, apertura y creatividad en el proceso de algunas. Y muchos accesorios, los accesorios precisos, el autocuidado. En poder amar el órgano esencial que es tu piel y saber que es fundamental cuidarla.

La revolución femenina es luchar para vivir mejor en sociedad, pero la lucha más importante es la que tenemos con nosotras mismas cada día, que hay que aceptarnos no paramos de leerlo y de repetirlo. La teoría es clara, extensa y todos la conocemos, pero la práctica muestra otras sustancias, otros degradé y contradicciones. Aunque eso ya está cambiando, de a poco. La opinión que tenes de vos y lo que proyectas, es tu gran poder. ¡Manifestate como lo sientas!